Desvío: Taoub (Grupo Acrobático de Tanger) | LUCILA VILELA

Body: 

 

Taoub significa tejido, en árabe[1]. No es casualidad que el nombre del espectáculo del Grupo Acrobático de Tanger haga referencia al tejido, una vez que los 12 acróbatas a través de sus movimientos crean una especie de tejido humano. La manera como se desplazan en el palco dependientes de la colaboración de cada acróbata-actor construye un movimiento de trama, como si estuviesen cosiendo los cuerpos en un manto imaginario. El tejido, además, como material, es un fuerte elemento que compone la presentación que cuenta con proyecciones y referencias al mundo islámico. Concebido como un teatro de acción, Taoub mezcla elementos teatrales, performáticos y circenses resultando un conjunto hibrido de actuación. Taoub fue concebido por el director francés Aurélien Bory a través de la invitación de la directora de la compañía Sanae El Kamouni.

 

   taoub-03Taoub: Cia de acróbatas de Teran, 2004. Photo Richard Haughton

 

Así, resulta interesante percibir, precisamente, la sencillez con que pasa todo eso, por la ausencia de elementos técnicos complejos. Con apenas algunas proyecciones, la tela se convierte en mares, volcanes, rostros y paisajes que fluctúan en los cuerpos que muchas veces desaparecen en la sombra o son cubiertos por el tejido. Las dos mujeres, protagonistas, caminan libremente por el palco como si flotasen con la explícita ayuda de los hombres lo que denota con humor una relación de colaboración entre ellos. Algunas imágenes entonces nos remiten a las performances de Loïe Fuller aunque haya siempre una evidencia del movimiento que alcanza todos esos efectos. Lo que Loïe Fuller buscaba a través de la complejidad, Taoub lo busca con la simplicidad. En una escena de Taoub, por ejemplo, donde una de las protagonistas sube con la ayuda de una pirámide humana hasta una altura y dimensiones inhumanas, es posible recordar Fire Dance donde Loïe Fuller, con la ayuda de un pedestal, creado por ella, consigue el mismo efecto. Curioso percibir que la misma escena que casi se repite un siglo después es alcanzada con más simplicidad sin el uso de aparatos tecnológicos. También recordando La Mer de Fuller, en Taoub la protagonista camina por el fuego, una proyección de fuego evidentemente, apoyada en los cuerpos que están por debajo del tejido, lo mismo que se pasaba con La Mer. Asimismo la reacción del público que asiste al espectáculo Taoub es también de espanto y sorpresa delante la visualidad obtenida. Se puede pensar entonces que, a pesar de la distinta percepción del público, debido a la época, hay una sensibilidad que se mantiene, tocada por ciertos elementos. En este caso, posible debido a la presencia de luz y la imagen proyectada, aludiendo al cine.

 

Groupe-Acrobatique-de-Tangier-Taoub1_©RichardHaughton             loie1
Taoub, Cia de acróbatas de Teran, 2004. Photo: RichardHaughton                                Loïe Fuller, 1892

 

Slavoj Zizek cuando, en la película The Pervert’s Guide of Cinema[2], analiza la escena de Possessed de 1931, donde la protagonista ve el pasaje de un tren como si fuera la visión de una pantalla de cine, observa la realidad del personaje proyectada en la experiencia mágica del cine. Según Zizec, “parte de la realidad de su percepción, de nuestra percepción de espectador es, como suele acontecer, elevado al nivel mágico, se convierte en la pantalla de sus sueños.”[3] La magia de la imagen proyectada funciona como ilusión que incide en la realidad. Anna Casanovas, observa que “la luz artificial es una herramienta de creación artística que por esencia es portadora de sueño y poesía.”[4] Así, un simples encender de luces ya cambia la percepción del observador.

Sin embargo, las proyecciones y efectos mágicos son alcanzados en Taoub por un mecanismo expuesto constituido apenas por los cuerpos de los acróbatas que revelan la construcción de todas las escenas. Conectado también a la capacidad del cuerpo, los acróbatas exhiben dinamismo y virtud. La virtud, el riesgo, principalmente en relación al cuerpo humano ejerce una constante fascinación ante el público. Eso se debe por una especie de desafío a la muerte, a la lógica de la física y de la gravedad. Michel Serres apunta que “el coraje ante la muerte traza nuestros limites y abre nuestras aspiraciones en dirección a lo ilimitado.[5]” No obstante, la compañía de acróbatas de Tanger no exhibe virtudes excepcionales como, por ejemplo, el Cirque de Soleil, la intención en el espectáculo Taoub es justamente evidenciar la idea de lo simple, de lo alcanzable; es ahí donde se encuentra la potencia del trabajo. Taoub funciona en la sencillez, rechaza los éxitos y las maravillas tecnológicas así como los límites del virtuosismo. La evidencia de eso resulta en un toque de humor que compone esa trama de cuerpos tejidos en una travesía sutil calcada en lo posible.

***

[1] http://www.cie111.com/spectacles/taoub/

[2] SOFIE FIENNES (2006) The pervert’s guide of cinema, presented by Slavoj Zizec

[3] ZIZEC, Slavoj in SOFIE FIENNES (2006) The pervert’s guide of cinema. En el original: “part of reality in her perception, in our viewer’s perception is, as with were, elevated to the magic level, becomes the screen of her dreams.”

[4] CASANOVAS, Anna: El arte de la luz y la ciudad in VVAA. Arte, Arquitectura y sociedad digital. Universitat de Barcelona, 2007, p.114

[5] SERRES, Michel. Variações sobre o corpo. Rio de Janeiro: Bernand Brasil, 2004, p.50. En el original: “a coragem frente a morte traça nossos limites e abre nossas aspirações em direção ao ilimitado”.