Delfina Foundation: Movilidad y Diálogo entre el Reino Unido y la región MENASA. Entrevista con Aaron Cezar | HERMAN BASHIRON MENDOLICCHIO

english

 

 

 

Reflexionar e investigar sobre movilidad significa encontrarse en un estado de viaje permanente. La teoría y la práctica se unen gracias al potencial de la movilidad y del intercambio, favoreciendo el desarrollo de una experiencia completa que engendra un cambio perceptivo en nuestras maneras de ver y de vivir las realidades que nos rodean.

Si la práctica de la movilidad comporta enfrentarse a muchas complejidades – fundamentalmente económicas, políticas y burocráticas – al mismo tiempo nos permite explorar y experimentar el contacto y el conocimiento con otras culturas, con espacios, lugares, ideas, imágenes y nociones distintas.

La multiplicación de los proyectos de movilidad y de residencia a nivel internacional se debe no sólo a la tendencia cada vez más difusa – sobre todo en el ámbito artístico y creativo – de vivir una vida de experiencias multiplicadas, fragmentadas, líquidas, integradas en un sistema de redes y de flujos; sino también a la proliferación de centros, organizaciones, fundaciones, etc., que patrocinan programas de residencias y de movilidad en los más remotos lugares del mundo.

Una de las más importantes fundaciones contemporáneas, cuya visión y enfoque principal son las residencias y los intercambios artísticos, es la Delfina Foundation.

Con base en Londres y orientada hacia la región MENASA – Oriente Medio, Norte de África y Asia del Sur – la Delfina Foundation se posiciona en el panorama internacional como una plataforma – como un refugio, según las propias palabras de su director Aaron Cezar – donde se activan dinámicas de intercambio que crean nuevos segmentos geográficos, nuevas rutas artísticas, nuevas formulas de contacto y nuevas posibilidades de investigación y de creatividad.

Trabajar en estos contextos significa reflexionar sobre las poéticas y las políticas de la movilidad, sobre la evolución de los modelos educativos y de formación, así como crear e imaginar modelos híbridos y abiertos a la fusión entre disciplinas creativas distintas.

La experiencia de la movilidad nos transforma, nos abre nuevas visiones y nos provoca y sugiere muchas preguntas. Hemos estado en contacto con Aaron Cezar – director de la Delfina Foundation al que agradezco mucho su tiempo y su disponibilidad – para conocer más a fondo las actividades de la Fundación y reflexionar sobre el presente y la evolución de las prácticas de movilidad.

 

Herman Bashiron Mendolicchio: ¿Cuál es el origen de la Delfina Foundation? ¿Quién es Delfina Entrecanales y quién es Aaron Cezar?

Aaron Cezar: Delfina Foundation es una organización independiente, sin ánimo de lucro, dedicada a facilitar el intercambio artístico y el desarrollo de la práctica creativa a través de residencias, partnerships y programas públicos, con especial énfasis en las colaboraciones internacionales con Oriente Medio y África del Norte y cada vez más con los países de Asia del Sur. La Fundación fue establecida por Delfina Entrecanales, que es una mecenas y ha sido una de las pioneras de las residencias de artistas en los últimos 25 años con Delfina Studios, una asociación que apoyó a artistas internacionales, así como a muchos artistas emergentes de Oriente Medio como Shirazeh Houshiary, Khalil Rabah, Farhad Moshiri, Susan Hefuna, Haluk Akakce y Khosdrow Hassanzadeh por nombrar unos pocos.

Delfina Foundation fue fundada en 2007 para apoyar la próxima generación de artistas. Creada como una iniciativa independiente, tenemos cierto grado de libertad, en términos de agenda, que ofrecemos a los artistas. No hay resultados fijados. Los artistas no están obligados a darnos un trabajo después de salir. Somos una organización de beneficencia, sin fines comerciales. No somos una concesión de subvenciones. Evitamos la venta de trabajos.

Yo tomé las riendas como Director en este momento, aportando mi experiencia en la producción de proyectos artísticos y en el desarrollo de redes como parte de Metal, una organización creada por Jude Kelly OBE. He intentado hacer de Delfina Fundation una organización centrada en los artistas y enfocada en el desarrollo artístico. En pocas palabras, yo diría que somos un catalizador, un hub, una plataforma, un refugio, un laboratorio artístico, un recurso, un anfitrión, y una familia.

 

HBM: ¿Cuáles son los principales objetivos y actividades de la Fundación?

AC: El objetivo principal de nuestro trabajo es promover el intercambio y la experimentación, y ofrecer un espacio donde los residentes – artistas, curadores y escritores – puedan reflexionar sobre lo que hacen, posicionar su práctica en un discurso global sobre las artes, crear investigaciones y comisiones para definir sus trayectorias profesionales, y conectar con sus colegas.

Nuestras residencias son a medida. No hay un método “una talla para todos” en nuestra forma de trabajar con los residentes. Tratamos de adaptar cada experiencia para cada residente. Algunos vienen para llevar a cabo una investigación; otros para ganar visibilidad en una escena de arte diferente que puede, a su vez, mejorar sus propias prácticas; para hacer un nuevo trabajo; para construir un conjunto de habilidades específicas; o para tener un poco de “time out”. Aspiramos a que las residencias sean escalones hacia otras oportunidades, independientemente del tipo de residencia o si el residente es emergente o establecido.

 

HBM: Promover el arte como una herramienta para la comprensión mutua entre Oriente y Occidente es uno de vuestros principales objetivos. ¿Qué tipo de papel juegan el arte y la creatividad en este sentido?

AC: Mientras que una creencia central de nuestra fundadora y de nuestros delegados se encuentra en el poder del arte para promover la comprensión mutua, la forma en que podemos lograr esto es a menudo indirecta. Nosotros sí creemos que el arte tiene el potencial de abrir nuevas áreas de debate, de provocación y realización sin instrumentalizar los artistas o el trabajo que hacen.

Nuestro ámbito geográfico principal ha sido Oriente Medio y Norte de África (MENA). Es un área que ha sido el foco de todos los medios de comunicación mundiales, por un lado, y del mundo del arte por el otro – a menudo por razones equivocadas. Nuestras actividades intentan actualizar las percepciones sobre la región MENA, a través de una forma muy matizada por el intercambio artístico.

También sería negligente no hablar de que existe un interés realmente fuerte en lo que está saliendo de la región MENA… la enormidad de la ambición en el arte contemporáneo – a veces producida contra todos los pronósticos – y la ambición de la arquitectura en los Emiratos Árabes Unidos. En realidad, tenemos mucho que aprender acerca de la habilidad y el coraje que se necesitan para ser creativos bajo censura o creativos y competitivos, como ha sido el caso en el Golfo.

 

HBM: ¿En qué tipo de programas de Movilidad / Residencias estáis involucrados?

AC: Las residencias constituyen el núcleo de nuestros programas en la Delfina Foundation, de lo cual todo lo demás se deriva. Las residencias abordan algunas cuestiones fundamentales en la región MENA, y pueden ser también vistas como una forma alternativa de educación y aprendizaje a la luz del sistema educativo en la región, que es débil – o inexistente – en algunos lugares, en términos de arte contemporáneo. Hasta cierto punto, las residencias pueden ser incluso vistas como un espacio de laboratorio donde las ideas y las intuiciones pueden ser apoyadas sin la presión del mercado comercial, que también ha florecido en la región MENA.

Nuestras residencias en la región MENA, con socios locales, se ocupan a la vez de cuestiones locales, lo que he descrito anteriormente, y también de las que afectan a profesionales de la cultura internacionales. A la luz de la crisis económica, hay un esfuerzo en el apoyo para el intercambio internacional, que también es esencial en el desarrollo de la práctica artística aquí.

Desde 2007, DF ha recibido cerca de 100 profesionales de la cultura de 18 países en residencia en sus locales de Londres y con los socios en la región MENA. Lo más importante, hemos trabajado con las principales instituciones del Reino Unido, tales como la National Portrait Gallery, la Serpentine Gallery, la Royal Society of the Arts, Hay Festival, Edinburgh Art Festival, Iniva, el Goldsmith College, V&A, y Tate.

Anteriormente hemos tenido residencias en Beirut, Damasco, Halabja, Belén, Dubai y Muscat con socios en la región, a menudo reuniendo a diferentes organizaciones y aprovechando los recursos locales. Algunos de estos programas son unilaterales y en muchos casos bilaterales.

Además de colaboraciones únicas, nuestras partnerships en curso son con A.M. Qattan Foundation, Art Dubai, Tashkeel, Dubai Culture, Magic of Persia, Ashkal Alwan, Al Riwaq Art Space, Decolonizing Art Architecture Residency, Bidoun, y el British Council.

 

HBM: ¿Podrías decirme qué tipo de redes estáis creando actualmente y cuál es, en tu opinión, el valor de estas interacciones?

AC: Por el momento, estamos poniendo en marcha una colaboración importante con ArtSchool Palestine llamada Points of Departure (Puntos de Salida). Incluye 8 residencias y una exposición en el Reino Unido y Palestina con el apoyo del British Council. El valor de esta interacción es el de proporcionar visibilidad a los artistas contemporáneos, tanto en Palestina como en el Reino Unido. Se trata de reciprocidad y de la creación de oportunidades para los artistas para compartir ideas y colaborar. La movilidad es un aspecto esencial del proyecto ya que facilita el acceso al conocimiento, a los recursos y a las redes que de otra manera no serían posibles sin la Delfina Foundation, ArtSchool Palestine y el British Council.

Para el futuro estamos desarrollando más colaboraciones internacionales con Oriente Medio y África del Norte, en lugar de trabajar en forma aislada con la región.

Además actualmente estamos desarrollando proyectos de residencia con India y Brasil, lo que implicaría la colaboración entre los profesionales de la cultura de esos países con los de la región MENA y del Reino Unido. Creo que hay un valor considerable en facilitar este tipo de movilidad en torno a prácticas comunes y discursos compartidos.

 

HBM: La movilidad es también una manera de crear nuevas visiones y percepciones. ¿Cuáles son los principales aportes culturales, sociales y personales de la experiencia de la movilidad?

AC: Delfina Foundation trabaja con una amplia gama de profesionales de la cultura en las diferentes etapas de sus carreras; y por lo tanto, el enriquecimiento a partir de una experiencia de movilidad es único para cada uno. Es difícil señalar algún ejemplo ya que un “éxito” podría significar más confianza en la práctica personal; o más exposiciones internacionales, como resultado de la visibilidad que viene de las experiencias de la movilidad.

En última instancia, una residencia mejora tanto el desarrollo personal como profesional de los profesionales de la cultura y por lo tanto, extiende su capacidad para redefinir su práctica y re-imaginar el mundo.

 

HBM: Las prácticas artísticas y la investigación son ambos elementos esenciales para comprender la complejidad del mundo contemporáneo y para crear nuevas perspectivas para analizarlo. ¿Cómo seleccionáis a los artistas e investigadores para vuestros proyectos de residencia, de investigación y de exposición?

AC: Atraemos a los residentes a través de una amplia red de profesionales de la cultura, a través de organizaciones asociadas y de los social media. Algunos residentes están invitados directamente, nombrados o pasan a través de un proceso de aplicación.

Convocamos a paneles para la mayoría de las selecciones de residencia y nos centramos en los beneficios que la experiencia de la movilidad tendrá en el profesional, personal y profesionalmente. También buscamos a los profesionales que están dispuestos a compartir su experiencia individual de manera colectiva.

 

HBM: Los centros vitales del arte se están moviendo rápidamente hacia el Este y se están desarrollando nuevas cartografías del arte. Delfina Foundation centra sus actividades en la región MENASA. ¿Qué significa el espacio MENASA para vosotros?

AC: Este “espacio”, si uno fuera capaz de referirse a él como tal, es algo de enorme complejidad y diversidad. Por razones de brevedad, a veces nos referimos al MENA e incluso al MENASA como una región, sin embargo, es sólo una región en términos de geografía. Existen importantes diferencias económicas, sociales, políticas y culturales que requieren enfoques distintos. Para Delfina Foundation, siempre hemos tratado de crear oportunidades a medida para profesionales de la cultura que sean flexibles para adaptarse a prácticas y lugares específicos.

 

HBM: ¿Cómo se puede mejorar y promover la movilidad cultural y artística en esta región?

AC: Hay una imperiosa necesidad de desarrollar más la movilidad dentro de la misma región MENASA, sobre todo en involucrar más el Magreb. Marruecos, Argelia, Túnez y Libia son a menudo sub-representadas en las partnerships regionales, que deberían ser abordadas por los artistas y las organizaciones artísticas en la propia región. Sin embargo, los gobiernos también deben participar a fin de facilitar los visados y los accesos.

El patrocinio privado puede desempeñar un papel fundamental en el apoyo a la movilidad. La movilidad en MENASA está sustentada con demasiada frecuencia por el financiamiento internacional que promueve ciertas agendas y la participación de determinados países. Los mecenas de la región (y las comunidades de la diáspora) pueden cambiar estas dinámicas de poder mediante la activación de partnerships en la región. Junto con el desarrollo de redes regionales de organizaciones de arte, también debería haber un movimiento para desarrollar una red de patrocinadores privados.

Las mejoras también se tienen que hacer en la coordinación en toda la región. Las organizaciones artísticas podrían compartir mejor los recursos para apoyar y fomentar las residencias internacionales. Por ejemplo, conectamos a dos de nuestros proyectos de residencia, que abrió un camino para un programa en Muscat a ganar de nuestra residencia curatorial en Dubai. En resumen: los socios en Muscat podían permitirse el lujo de llevar el residente allí una vez que ya se encontraba en la región. No estoy abogando por los “tours regionales” de los artistas residentes, pero donde hay caracteres comunes, como en el caso de las residencias de investigación curatorial, esto debe ser considerado.

 

HBM: ¿Cuál será el futuro de la movilidad?

AC: El futuro de la movilidad es el que ya no se centra en los intercambios Oriente-Occidente o Norte-Sur, sino que implica más colaboraciones Este-Este y Sur-Sur.

También me gustaría imaginar un mundo donde hay menos restricciones de visado.

 

http://www.delfinafoundation.com/