El no-espacio del videoclip musical. Studio do Gozo profanadores de la Ciudad | SERAFÍN MESA

Minutado 0:16. Un personaje cotidianos aparece en la pantalla caminando por la calle. Es joven, parece caucásico. Piel pálida y cabello rubio, llevaba también una camisa blanca y unos pantalones cortos verdes. ¿Es una representación contemporánea del héroe?. Un hecho insólito sucede. El teléfono público suena. Descuelga el teléfono y comienza a escuchar. Parece confundido. La voz al otro lado del teléfono suena distorsionada. Mandatoria. Nuestro personaje escucha un unas instrucciones. En inglés la voz rota le ordena desviar toda organización aferrada en cimentar imperios. A no dejar un rincón sin enfrentar sometedor y domador en un mismo prójimo complacido. Antes de colgar el teléfono nuestro héroe escupe el teléfono público como si se estuviera lubricando en una práctica masturbatoria. La música comienza.

 

Rousseau en su libro El Contrato social. Habla acerca de la noción de ciudad. “La verdadera significación de esta palabra casi se ha perdido entre los modernos: la mayoría de ellos confunden una población estafada con una ciudad y al ciudadano estafado con un habitante. Ignoran que las casas constituyen la extensión, la población, y que los ciudadanos representan o forman la ciudad . No he leído que de el título de ciudadano se haya dado jamás a los súbditos del príncipe de Nessun[1].” En el New Oxford American Dictionary señala el origen de ‘city’ en Inglés Medio: del francés antiguo cite, del latín civitas, de civis ‘citizen’ (ciudadano). Originalmente denotando una ‘city’ (ciudad) y a menudo utilizado como un equivalente latino de burh, ‘borough’ en Inglés antiguo. Borough según el mismo diccionario es definido como una ciudad o un distrito que es en sí una unidad administrativa.” Continúa en una de sus acepciones “Una ciudad histórica que envía representantes al Parlamento[2].”

 

capturasRIMBCapturas de pantalla del video-clip REЭvolution‏ is my Boyfriend.

 

Studio do Gozo es un grupo internacional de cineasta compuesto por Alexis Muiños. Intérprete y compositor musical argentino y Serafín Mesa, editor de vídeo y animador procedente de España. El grupo se formó después de su encuentro en el Primer Encontro de Artistas Novos celebrado en 2011 en Santiago de Compostela, en el entorno de la Cidade da Cultura y comisariado por Rafael Doctor. Studio do Gozo se inicia produciendo el videoclip musical REЭvolution‏ is my Boyfriend a partir del tema musical de igual título compuesto por Alexis. La canción toma el título de una frases de la película The Raspberry Reich de Bruce LaBruce. Paralelamente al videoclip Studio do gozo genera un libro de artista – diario del proceso de producción. Una reproducción digital de este libro acabó formando parte de la biblioteca de la Cidade da Cultura.

 

Minutado 0:47. En camisa blanca y pantalones cortos verdes continúa su marcha. En una actitud abierta al espacio urbano, toca suavemente un árbol, un graffiti y los bolardos metálicos situados al borde de la acera. Cuando llega a uno de los bolardos se detiene y se sienta en el suelo. Baja ayudándose con una mano apoyada en el extremo del bolardo. Una vez abajo éste queda justo en la entrepierna. Empieza a mover su mano arriba y abajo en un movimiento repetitivo. Cantando en inglés convoca la rendición de la primera corporación transterritorial y su máximo dirigente.

 

En lugar de los hijos de la revolución son los hijos de la era dorada de la clase media. Han crecido después del post- modernismo, post-hippie, post-punk y el post-porno. Cuando estaban en la escuela de arte era común que escucharan sus profesores en un discurso derrotista frases como “todo está inventado”, “no trate de ser original como Picasso” o “la gente que tiene éxito en el arte es porque son simplemente unos provocadores. Unos sensacionalistas”. Sus infancias se desarrollaron en el clímax de la cultura del ocio y la era de los logros tecnológicos. Argentina y España dos países lejanos entre sí y que en los 80 disfrutaban del fin de gobiernos dictatoriales recientes. A pesar de que sus dictadores estaban muertos cuando nacieron y crecido en estados libres para ellos es difícil contestar la pregunta directa, qué entiendes por felicidad.

 

Hablando acerca de la felicidad, calentamiento global, la crisis económica es fácil caer en un discurso mesiánico, de gurú por fascículos, así que mejor profanarlos. Pero, ¿cómo se escupe a una reina después del punk. Cómo buscar la espiritualidad oriental después de los hippies. Cómo pintar un Guernica después de Hiroshima. Cómo inventar la bombilla después del Ipad. Cómo escapar de la cultura en la que se nace. Como Mercedes Bunz sugiere, con la utopía. “Para entender de que hablamos es importante diferenciar entre ficción de futuro y utopía. Una ficción del futuro esboza lo que podría pasar. La utopía, por el contrario, no apunta al futuro. La utopía existe para mantener en jaque el presente, para desordenarlo[3].” Un aspecto interesante de la utopía es que permite ser un hipócrita. “Poniendo en jaque” lo heredado, sitiando en cuarentena las estructuras de ciudad, civilización. Utopía da el tiempo y la oportunidad de analizar y reconfigurar los dictados de maestros y progenitores. Adentrándose en el campo del movimiento con las herramientas de la literatura y el cometido de cifrar y detallar ‘desorden’. Sin buscar la evidencia científica o intención narrativa. “La Revolución no será ni violenta ni pacífica, será creativa[4]“.

 

Minutado 1:15. El personaje caucásico escupe su mano lubricando el tubo de un andamio de un edificio en construcción. Adelante y atrás repite su movimiento privado en mitad de la calle. Es sábado y no hay albañiles tampoco muchos peatones. La velocidad de la reproducción de vídeo se acelera. Se escupe de nuevo y trepa por la estructura metálica hasta apoyar los pies en ella. Tras él peatones y una nube de desenfoque borrando su identidad. La letra de la canción insiste en desviar, cesar y deponer empezando desde ahí. A los golpes de su voz la escena va saltando; del andamio, al teléfono público; del bolardo al mete-saca en una esquina, practicado a un cubo de basura. Besar el tornillo de un andamio exactamente en el centro. En un cruce de calles, delante de una señal azul con una cámara de seguridad dibujada en blanco. Su saliva le sabe al agua de la playa.

 

Como expone Jean-Jacques Rousseau en el capítulo VI, de El Contrato Social. “Los hombres llegados al punto en que los obstáculos que impiden su conservación en el estado natural superan las fuerzas que cada individuo puede emplear para mantenerse en él. Entonces este estado primitivo no puede subsistir. (…) no tienen otro medio de conservación que el de formar por agregación una suma de fuerzas.[5]” Como ciudadanos nacemos con la obligación y deber del trabajo heredado de los beneficios del propósito común. Este debe permitirnos ser plenamente conscientes de que somos libres como seres humanos para desarrollar una actividad profesional. Asistimos de nuevo al concepto de Utopía para proponer otro tipo de tarea a los trabajadores, el derecho individual a -realizarse y obtener sentido. Para investigar, producir y transformar el conocimiento en lugar de la materia y sumar el resultado de este trabajo a la fuerza general para superar obstáculos. “El término bohemia tiene mala fama porque esta conectado con miles de clichés, pero los parisinos, originalmente, lo adoptaron -en relación con los gitanos nómadas- para describir a los artistas y escritores que se pasaban las noches despiertos, ignorando las presiones del mundo industrial[6].”

 

“Hay dos clases de trabajo; la primera: modificar la disposición de la materia en, o cerca de, la superficie de la tierra, en relación con otra materia dada; la segunda: mandar a otros que lo haga[7]”. Puede haber otras clases de trabajo?. Su padre es un agricultor vocacional como él es un director de cine aficionado. Ambos están trabajando en una aparente desconexión de sus realidades directas. El padre escapa de la migración de las zonas rurales hacia el espacio urbano producida en España durante los 70. Su performance para encontrar nuevas políticas del cuerpo es volver al campo para cultivar aceitunas y tomates. El hijo escapa de la centralización de la producción mundial en el este del planeta haciendo videoclips musicales. Pero, de hecho, el padre recibe su sueldo trabajando en la ciudad como agente de seguridad. El hijo en su último trabajo como diseñador gráfico para una empresa francesa de importación china situada en España, diseñaba anuncios para que estas importaciones parecieran más occidentales y/o de alta tecnología. Ahora está desempleado y fija su performance descentralizadora entre líneas y fotogramas.

 

Minutado 1:45. Un corazón dibujado en el suelo con pintura en aerosol a los pies del héroe de camiseta blanca. El título del tema musical suena en su estado más agudo y la escena se queda vacía. Una esquina con un portón tan viejo y tan garabateado como permiten la química de la suciedad, la literatura del tonto el que lo lea y las Bellas Artes del desnudo en los baños públicos. Una manada en estampida de virilidades desprovistas de otra anatomía es asaltada por pinturas de cazadores paleolíticos. Todos, armeros y presas trazados con la sangre multicolor de animales mitológicos. Lanzas volando por el cielo. La letra de la canción proclama en inglés dejar la cama para tomar las calles. Una de las lanzas acaba con el animal de un sólo órgano. Los cazadores corren hacia el cuerpo sin vida para extraer su arma de la herida mortal. Introducen su mano en la raja hasta la muñeca, luego hasta el codo, continúan con la extirpación. Un forcejeo breve de tirones y contrapesos hasta hacerse con el órgano vital de la bestia. Extiende el brazo en alto coronando la escena con su trofeo. El zoom se sincroniza con el bombo del tema musical para mostrar en primer plano un corazón con arterias y venas flagelantes.

 

Serafín Mesa se une a Alexis Muiños trabajando bajo el nombre de Studio do Gozo. En su boceto de manifiesto escriben utópicamente y sin avergonzarnos. Ambicionamos plantear la posibilidad y la necesidad de habilitar nuevos escenarios que conciban e involucren al accionar humano como un factor fundamental para el proceso transformador y superador del hombre. Movilizados por el rechazo a lo establecido y la concepción platónica de la realidad en función del cuestionamiento dialéctico de los hechos. Accionando sobre ellos de forma precisa, confrontándolos y buscando así acceder a un más alto conocimiento de la verdad. Lograr alcanzar un estadio superior de la conciencia que posibilite un profundo desarrollo de todas las capacidades humanas en pos de su mayor armonía y bienestar integral posibles. Expresar y difundir el rechazo en contra de la hetero – capitalismo. Cuestionar la realidad y su racionalidad irracional. Alcanzar un conocimiento humano superior de conciencia a través de todo esto con el fin de volver a evolucionar.

 

Como ciudadanos la sensación de estabilidad que percibimos es una ilusión. Heredamos lo conseguido en cada revolución. En el siglo pasado los excluidos del gobierno han estado luchando y ganando cierta cuota de poder para acceder a la estructura de las ciudades de una manera activa. Paralelamente también han surgido nuevas y sutiles formas de enajenar. Al comienzo de las revoluciones estos grupos como los esclavos, trabajadores y mujeres eran un gran número de la población. Progresivamente la cantidad de los miembros de los nuevos grupos considerados ha ido disminuyendo. Nos referimos a los colectivos LGBT y otras minorías sociales. El activismo ha sido el formato de esta continua anexión. La responsabilidad como artistas y como depositarios del mundo libre es para pedir y diseñar la ciudad que nos merecemos. Más grande en la intención. Puede que con ciudadanos geográficamente separados pero con el mismo y más preciso matiz a trazar y defender. En estas calles imaginarias por encima de las líneas imaginarias de las fronteras política, la tarea del arte es aumentar el umbral de la percepción del campo de su trabajo y transmitirlo.

 

Minutado 2:02. El corazón se resbala de su condición bidimensional de pintada en la persiana. Repta y comienza una persecución. La persiana pintarrajeada de un local comercial más. Además de reptar es capaz de saltarte a la yugular. La criatura se lanza contra él, este evita su mordedura con el codazo de su camiseta blanca y huye. Los tentáculos lo persiguen tras contaminar de arcadas viriles la escena. Las venas y arterias tentaculadas se enredan en sus tobillos. La masa informe trepa desde la rodilla a la cadera. Las mordidas llegan. La lucha se hace danza masoquista y desde el bolardo la calle se tiñe de entrañas. El estribillo. Héroe y bestia aliados en uno solo animando lo inanimado, la triple gracia del fetiche oculado y la virtud volátil de cinco venus.

 

El impacto en la Tierra del ser humano comienza con la consecución y el conocimiento de la agricultura y la ganadería. Esta era de la tierra es llamada Holoceno y comienza hace 10.000 – 8000 años y desde entonces las principales estrategias de trabajo para la población ha sido transformada de material. Sociólogos y geólogos proponen cambiar el nombre de esta edad de la Tierra por Antropoceno ya que el impacto del ser humano y el consumo de los recursos materiales de la Tierra. Es hora de cambiar también la intención del trabajo para la población mayoritaria, proponiendo la transformación y consecución de conocimiento en lugar de las transformaciones y consumo de la materia.

 

Minutado 2:42. El título del tema repetido tres veces desde la boca del estómago. Apéndices de la pared lo atan en el cabeceo de la dança do Bate-cabeilo. Liberado vuelve al suelo en el borde de la acera. Una improvisada antena proclamando la bajeza de un narciso diluido en interferencias.

 

Visualmente el proyecto de Studio do Gozo configura una ciudad fragmentada conformada por la adición de las localizaciones que sus componenetes se podían permitir, una sucesión de planos de Madrid y Rosario, (España y Argentina). La intención e interés que colonizan configuran una ciudad común. Una ciudad planeada a base de conversaciones profundas, construidas con la alta definición de la repetición. Llena de detalles mínimos como resultado de una autocrítica continua. Aunque siempre está presente la imaginaria y la ciudad bohemia de nuestros deseos y anhelos, también hay un poco de esta ciudad.

 

 

cartel_RIMN_noLaurelsCartel del video-clip REЭvolution‏ is my Boyfriend.

 

Minutado 3:05. Bebiéndose la lluvia antes de que roce el suelo. El agua transmuta la materialidad del tejido de su ropa revelando su verdadera naturaleza pictórica. El desnudo de la primera mancha de un Rembrandt va apareciendo. En inglés se anuncian cópulas planetarias y en primera persona. Cópulas para procrear dioses y adoraciones paganas. Entre torrentes de tentáculos, haces de luz y agua el desnudo parpadea al compás del último “Go, go, go.” Vestido de pintura color carne la música se funde con todo el silencio posible de una calle céntrica. Deja atrás el bolardo que mantenía entre las piernas y se aleja doblando la esquina.

 

En 2013 Serafín decide desplazarse a Argentina y pasó todo el año viviendo allí. La era en la que Studio do Gozo generaba videoclips como ciudadanos de sus propia ciudad llegaba a su fin. Durante un año tuvieron la oportunidad de componer y dialogar juntos, escribir y grabar en el mismo espacio. Como resultado se filmó un cortometraje y empezaron un documental sobre ellos mismos.

 

REЭvolutionis my Boyfriend ha formado parte de la selección oficial en los siguientes festivales y exhibiciones.

6 Muestra Marrana, Renueva tu imaginario pornográfico. Hangar. Barcelona. España. 2014. Libercine 5, Festival Internacional sobre diversidad sexual y género, Buenos Aires, Argentina, 2013.

Mezipatra Queer Film Festival, Praga, República Checa, 2013.

Fringe! Film Festival, Lóndres, Reino Unido. 2013.

DIV.A Diversidade em Animação, Rio de Janeiro, Brasil, 2012.

Mostra de cine de merda CIM Sueca, Valencia, España, 2012.

VIII Festival Transterritorial de Cine Underground, Rosario, Argentina, 2012.

Container INSIDE. Cidade da Cultura de Santiago de Compostela de Diciembre 2011 a Abril 2012.

 

 

 

***

 
Serafín Mesa García. Doctorando en la Facultad de BB.AA. San Carlos de Valencia en el departamento de animación. Master en Danza y Artes del Movimiento en la Facultad de Ciencias del Deporte de Murcia. En Valencia ha trabajado como diseñador gráfico en las áreas de la infografía, diseño editorial y web. Siente inquietud por el movimiento y se considera artista experimental en la investigación de acciones con dobles registros, el videográfico y el escenográfico. Por los que ha sido seleccionado en ‘Interconexiones 2011 2ª Muestra de Video-danza Internacional’ o Filmolaboral II en el marco del Festival Internacional de Cine de Gijón. I Encontro de artistas Novos de la Cidade da Cultura de Sto. de Compostela y la posterior muestra colectiva Container Inside. Ha trabajado como profesor de postproducción de video con After Effects. Desde 2011 co-dirige la productora audiovisual Studio do Gozo un equipo internacional de artistas. En 2013 una de sus películas resultó ganadora en el Movilfest Award en Budapest, Hungría.

 

 

***

NOTAS DE PIE

[1] Rousseau, Jean-Jacques, El Contrato Social, Capítulo VI. Pag. 15

[2] New Oxford American Dictionary. Software Diccionario Versión 2.2.3 (118.5)

[3] Bunz, Mercedes. La Utopía de la copia: el pop como irritación. Ed. IZ interzona. Pag. 11.

[4] @terrorismodeaut.

[5] Rousseau, Jean-Jacques, El Contrato Social, Capítulo VI. Pag. 14.

[6] Thornton, Sarah, Siete días en el mundo del arte. Ed. Edhasa. Pag. 81.

[7] Russell, Bertrand, Elogio de la ociosidad, Ed.Edhasa. Prólogo.