Capturar lo Indomable | CONSUELO BARRERA

.

photo2 (1)Regalo de Luz y Fumarolas del Alma. Volcán Vallarica, Pucón 2011

En “A vista por Europa”, fotografía, paisaje y escalada se funden para presentar el viaje de un año por España, Italia, Suiza, Alemania y Francia del fotógrafo y periodista Cristián Aguirre Duffourc, quien —vinculado siempre a la naturaleza— encuentra en ella el punto de partida de un diálogo que se ha ido enriqueciendo durante estos once años de carrera.

Este diálogo —en donde la imagen detenida presenta un momento irrepetible— hace de la captura ya no un mecanismo al azar, sino uno que requiere de una técnica precisa, puesto“que la fotografía reproduce al infinito, únicamente lo que ha tenido lugar una sola vez: la Fotografía repite mecánicamente lo que nunca podrá repetirse existencialmente”[1].

El diálogo entre la vida salvaje y la experiencia vivida llevan al fotógrafo chileno a enriquecer su proceso de observación mediante su íntima conexión con el medio. Esto hace de la captura de la contingencia un reto por el cual vale la pena padecer horas de insomnio y de cansancio físico y mental.

Esperando la primaveraEsperando la Primavera. Matternhorn, Suiza, 20013

El paisaje considerado en su aspecto artístico por Cristián Aguirre Duffourc tiene como objetivo el compartir; el darlo a conocer y presenciar en su reproducción la emoción experimentada por el artista. Tarea no fácil, pues como en toda obra de arte, la subjetivación del receptor juega un papel preponderante.

La identificación con la imagen contemplada puede ser de diversas formas y niveles, pero todas ellas nos mostrarán lo que Susan Sontag llama memento mori, la despiadada disolución del tiempo. La evolución de la técnica fotográfica hace de este memento mori un lapsus en el tiempo que corre menos riesgos de no ser reproducido como tal; ya que la fotografía de paisaje nace como consecuencia de los primeros daguerrotipos que, ante la necesidad de una larga exposición requerían de aire libre[2].

Una Nikon D600 con sensor full frame acompaña al artista en sus viajes, motivado por un deseo similar al de los antiguos paisajistas con sus études[3]; por lo que su trabajo está influenciado por nociones románticas. La travesía se inicia con la selección del lugar que se desea inmortalizar, el material para dicho propósito y ―sobre todo―la mochila cargada de paciencia, pues la naturaleza caprichosa e inexorable, pone a prueba al artista en sus ansias de captura.

Sorpresa otoñal
Sorpresa Otoñal. Parque Nacional Huerquehue. Región de la Araucanía, 2010

Con los movimientos artísticos nacidos en torno a la Primera Guerra Mundial, la fotografía se consolidó como un medio de expresión plástica y posteriormente como un arte por derecho propio, aunque se considere que “la fotografía en su heterogeneidad, sus procedimientos mecánicos y su serialismo simboliza el poderoso control que ejerce una sociedad tecnológicamente avanzada”[4]. Esta sociedad entrega herramientas al artista para expresarse, siendo la tecnología, en el caso de Cristián Aguirre Duffourc, puesta al servicio de lo inexplorado de la naturaleza, contribuyendo así a una reflexión sobre su grandiosidad.

Capillas de mármol
Capillas de Mármol. Lago General Carrera, Patagonia Aysén, 2012

En la fotografía como en la pintura, los paisajes han sido temas constantes. El paisaje como objeto inanimado y accesible  ―a veces― permite a los aficionados obtener una fotografía de calidad en la cual el azar ha tenido mucho que ver, lo que lleva a pensar que el hacer fotografías es un trabajo fácil. Nada más alejado de la realidad, pues capturar el ‘momento adecuado’ requiere disciplina, técnica y perseverancia, atributos propios del arte. En este sentido, nuestra ‘sociedad tecnológicamente avanzada’, permite que todos nos sintamos fotógrafos, propiciando un reflejo vacío de lo que es realmente la profesión.

La cámara nos introduce en la óptica inconsciente ―como afirmara Walter Benjamin― proponiendo la idea de que la fotografía nos plantea y pone al descubierto esos momentos de los cuales apenas sabemos. En este sentido Cristián Aguirre Duffourc captura lo desconocido, lo que al simple ojo humano queda como una fugaz belleza.

imageMuletas junto al Atardecer. Fundos Santa Marta. Región de los Ríos, 2011

El artista encuentra en la fotografía su verdadero medio de expresión, complementándolo con el deporte de escalada; otra actividad con la que se enfrenta a la naturaleza e investiga el paisaje desde la convivencia y el respeto. Nuevamente se sumerge en la contingencia entre el hombre y su hábitat, documentando cada paso de la vida salvaje, pues:

“tales imágenes plantean temas como la forma en que concebimos el mundo y las criaturas que hay en él, cuál es la relación de los demás animales con nosotros los humanos, qué tipos de conocimientos somos capaces de acumular enfocando nuestra curiosidad  a ese mundo, y lo que todo eso nos dice sobre nuestra comprensión de la humanidad”[5].

imageÚltimo pegue del dia.  Montserrat, España, 2013

imageOcho horas en pared. Delimitas de Brenta, Italia, 2013

Tradicionalmente la fotografía ha retratado el mundo de manera convincente, lo que ha producido que el fotógrafo busque diferentes técnicas que potencien aún más esos momentos olvidados o imperceptibles, puesto que la realidad exterior es más compleja si la comparamos con una fotografía de estudio, en la que el artista tiene el control de los elementos que conforman su puesta en escena, mientras que en la fotografía de paisaje se ve sometido a los caprichos de la naturaleza.

En Luces, Alpes y Pirineos[6] (2014) Cristián Aguirre Duffourc emplea elTime-lapse[7], lo que le permite capturar situaciones que suceden en tiempos prolongados y comprimirlos para presentar su evolución en una progresión comprensible. Este sistema requiere de un manejo y control de los elementos técnicos que ponen a prueba la capacidad del artista. Un largo proceso que adquiere características colosales, pues el objeto fotografiado debe ser comprendido antes de ser capturado con éxito.

“Para, mí, la Fotografía Time-lapse es la fusión perfecta entre fotografía y vídeo, revive experiencias y aprecias el arte de la naturaleza de una manera única mientras capturas y reproduces el tiempo”[8].

Un trabajo solitario documenta sus experiencias y su coqueteo con el entorno. Revela así aquellas cualidades difíciles de ver, ya que la naturaleza no se muestra tan complacida frente a nuestra agresividad. Sus fotografías que capturan la disolución de momentos y la belleza de lo ignorado, nos invitan a alejarnos de nuestro entorno urbano y volver nuestra mirada hacia la magnitud de la naturaleza.

Cristián Aguirre Duffourc se presentó en la exposición “A vista por Europa”, el 21 de marzo de 2014 en el EspaiObert, Barcelona.

Luces Alpes y Pirineos – Timelapse from Cristián Aguirre Fotografía on Vimeo.

Bibliografía

AGUIRRE D, Cristián. “A Vista por Europa”. Exposición fotográfica en EspaiObert de Sants, Barcelona,  marzo, 2014.

BARTHES, Roland. La cámara lúcida. Notas sobre las fotografía. Barcelona: Ediciones Paidós, 2009.

BARRAL, J. Francisco. “Time-lapse” y “Stop Motion”.Barcelona, 2012.

BENJAMIN, Walter.La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. México: Editorial Itaca, 2003.

GUASCH, Anna María. Los manifiestos del arte postmoderno. Madrid: Ediciones Akal, 2000.

HONOUR Hugh y FLEMING John.Historia mundial del arte. Madrid: Ediciones Akal, 2004.

SOUGEZ, Marie-Loup. Historia de la fotografía. Madrid: Ediciones Cátedra, 2011.

SONTAG, Susan. Sobre la fotografía. Barcelona: Editorial Debolsillo, 2009.


[1]BARTHES, Roland. La cámara lúcida. Notas sobre las fotografía. Barcelona: Ediciones Paidós, 2009,pág.26.

[2] “Los ‘puntos de vista’ o paisajes brindaban al fotógrafo un tema inmóvil más susceptible de ser captado que un rostro humano”. SOUGEZ, Marie-Loup. Historia de la fotografía. Madrid: Ediciones Cátedra, 2011, pág. 85-86.

[3] “…capturar puntosconcretos de espacio y de tiempo como registro de las aparienciasvisuales, más que evocaciones del ideal que se suponía que subyacía bajo el rostro común de la naturaleza”. HONOUR Hugh y FLEMING John. Historia mundial del arte. Madrid: Ediciones Akal, 2004, pág. 671.

[4]GUASCH, Anna María. Los manifiestos del arte postmoderno. Madrid: Ediciones Akal, 2000, pág. 30.

[5]”. HONOUR Hugh y FLEMING John.Historia mundial del arte. Madrid: Ediciones Akal, 2004, pág. 898.

[6]Cortometraje de FotografíaTime-lapse. Todas las fotografías fueron tomadas con la Nikon D600 (lente: NikonFx, 16-35/70-200 f2.8/ 50f1.8). Cada clip es un Raw (6016×4016), exportado a 1920×1080 y 25 cuadros por segundo. El montaje tardó dos meses.

[7]Un time-lapse es una técnica fotográfica que consiste en la captación de imágenes fijas que después son reproducidas a una velocidad mayor a la que fueron tomadas. Esta técnica crea entonces una ilusión de imágenes aceleradas”. BARRAL, J. Francisco. “Time-lapse” y “Stop Motion”. Barcelona, 2012.
http://lamardelibros.wordpress.com/2012/02/01/time-lapse-y-stop-motion/

[8]AGUIRRE D., Cristián. A vista por Europa. Exposición fotográfica en EspaiObert de Sants, 21 de marzo, 2014.