Taüll contemporáneo? El uno punto cuatro a punto! | ANTONI MERCADER

 

 català 

 

taull

  Pruebas de proyección en Sant Climent de Taüll. Foto: DGABMP, Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya

 

Es muy complejo establecer una seriación historia suficientemente representativa de la identidad artística catalana que logre la meta imposible de contentar a todo el mundo. Una sucesión que vaya del antiguo al posmoderno que alterne momentos fuertes y débiles ligada -como no puede ser de otra manera- a la evolución social política y económica de Cataluña como hecho cultural diferenciado.

A grandes rasgos todos estamos conformes en reafirmar que se inicia en tiempos del románico, renace con el modernismo y se expande internacionalmente en la modernidad gracias al reconocimiento de individualidades artísticas ampliamente reconocidas. En definitiva al considerar que la línea del tiempo del arte catalán comienza en Taüll , un lugar de los pirineos orientales cerca de Francia y Andorra.

Es en este núcleo rural del Valle de Boí donde florece una joya del románico lombardo: Sant Climent de Taüll , iglesia que fue consagrada en 1123 y siempre ha sido algo importante. Más allá de lo que supone ser un monumento patrimonio de la humanidad Taüll es, sigue siendo, un hito de primer orden en la contemporaneidad catalana.

Nos gustaría remarcar que esta edificación románica, sujeto patrimonial número uno de la cultura catalana, ha permanecido impasible a la terrabastada de la arquitectura y el urbanismo de inspiración tirolesa que en los últimos años, de la mano del boom turístico, ha invadido el pueblo y su término municipal y ha encajado y superado todas las vicisitudes que desde hace cien años le han ido cayendo encima. Siempre ha aflorado, nunca ha perdido su valía y su poder simbólico ha prevalecido.

Llegados a este punto os quisiéramos invitarle a hacer el ejercicio de interrelacionar este hecho de permanencia y / o mantenimiento de Taüll en la actualidad artística catalana con la posibilidad de alcanzar una concepción dinámica del patrimonio artístico y cultural catalán.

Raíz de debates recientes ( técnicos y expertos versus representantes de la población, organización patrimonial central versus territorial) sobre las obras que se están haciendo en la iglesia, de nuevo aparece San Clemente como un claro referente de cara a construir y procurar concepciones avanzadas del patrimonio artístico y cultural.

Nuestro interés por estas cuestiones viene de lejos de la época de estudiante de historia del arte. Para interpretar este fenómeno pronto hará veinte y cinco años (en 1990) * acudimos a la terminología de los procesos informáticos para crear unas figuras clave definidoras de los diferentes eventos, de esta manera distinguíamos los protagonistas siguientes (“justificados” por paso de la imaginería analógica a la digital):

.

Taüll 1.1 = las pinturas originales antes de ser arrebatadas, el 1919-1923

Taüll 1.2 = las pinturas “originales” guardadas en el museo, a partir de 1924

Taüll 1.3 = la copia – reproducción manual de las pinturas colocada en la iglesia, en 1960

.

Las acometidas del proceso de transformación en curso (verano 2013) a grandes rasgos son las siguientes:

.

– Extracción de la copia -reproducción en yeso de las pinturas (Taüll 1.3, ahora depreciada)

– Dejar al descubierto los restos de la capa profunda (formaría parte de Taüll 1.1, desaparecido en 1923) que quedó tras el arrebatamiento de las pinturas originales (Taüll 1.2, el MNAC desde 1934)

– Proyectar un mapping de imágenes digitales realizadas a partir de las “originales” que sobre la capa madre profunda convenientemente restaurada las reintegre de forma virtual ( digital ) configurando un nuevo protagonista:

.

Taüll 1.4 = copia -reproducción digital o mapping de simulación de Taüll 1.2

Ahora, pues, lo que está llevando a cabo (y cuestionando por una plataforma de vecinos de la Vall de Boí) son los trabajos para la implementación de Taüll 1.4.

.

¿Qué quiere decir esto , qué consecuencias puede tener?

De entrada deja más abierta la interpretación de lo que son y han sido las pinturas murales románicas del ábside de San Clemente, de la evolución de los acontecimientos relacionados con su cotización cultural, artística y patrimonial y su impromptu en la memoria col colectiva. Resulta, sin embargo, que una parte de lo que queremos contar ya lo escribimos en 1990 cuando decíamos * :

Es muy probable que la disposición a usar imágenes numéricas en las estaciones informativo- documentales y recreativas pueda alterar la concepción de lo que es y que no es sujeto patrimonial .

El uso de las tecnologías avanzadas de las imágenes en movimiento está predestinado a constituir un gran revuelo en la presentación de los patrimonios culturales y en la evocación de memorias colectivas.

Hemos visto como a lo largo de estos cien de años las actuaciones directas sobre la iglesia y su legado han sido contundentes y arriesgadas … y seguíamos diciendo:

Tenemos, por tanto, el apoyo de una tradición dinámica de la memoria colectiva. ¿Quién nos dice de no contribuir también nosotros? ¿Qué nos retiene de atrevernos a concebir una opción museística y patrimonial amplificadora de la actual, que permita al espectador de tomar parte activa en el patrimonio? ¿Por qué no continuar e ir más a fondo con Taüll?

En un ámbito simulado, clónico si desea , la versión audiovisual de San Clemente de Taüll constituirá un todo, un lugar de encuentro, de contracción y de superposición entre imaginario conceptual y real.

Es posible que … … podamos pensar que gracias al cuarto podremos recuperar parte del esplendor y magnificencia del primero, perdidas en el momento de ver la luz como objeto de veneración histórica, al ser arrancadas las pinturas.

Y, por tanto, podemos acceder a un cambio en los referentes motivadores, hasta ahora sólo contemplativos. Nunca las condiciones técnicas para la difusión – comunicación del pasado cultural no habían sido tanto operativas y tan al alcance para que esto se produzca.

El ejercicio comparativo en torno a la interrelación contemporaneidad sostenida / concepción dinámica del patrimonio está sobre la mesa. Darnos cuenta de las posibilidades que nos ofrece cuando se trata de Taüll pocas dudas deberían haber . La afirmación de contemporaneidad que pedíamos y pedimos para que se logre el Taüll uno punto cuatro! y se mantenga en su condición de agente patrimonial dinámico por excelencia nos presenta clara y exigente . Ahora es posible (a finales de septiembre 13 continúan los trabajos de instalación in situ).

Confiamos en que los numerosos visitantes de la iglesia sean beneficiarios de una transferencia patrimonial hasta ahora desconocida, distinta de la que tuvimos, más ajustada a los tiempos que corren , conforme al contexto que nos ha tocado vivir, distinta de la que nosotros y todos los antecesores nuestros tuvieron, más ajustada a los tiempos que corren, conforme al contexto que nos ha tocado vivir. En definitiva para que cada uno sepa encontrar, escoger, articular su 1.n. El mío, de momento, sigue siendo el 1.4.

.

* Artículo publicado en Revista Cultura, núm . 13, junio 1990. Cuarta época. Barcelona: Generalidad de Cataluña, Departamento de Cultura. ISSN: 0213 473 X. P. 51-54.

.

Postscriptum 

Estamos ante un caso excepcional que se va suministrando con toda clase de pasajes que mantienen viva la condición contemporánea de San Clemente. Se acaba , pues, de reavivar el debate sobre si el Cristo de Taüll que hasta ahora considerábamos que era un Pantocrátor resulta que es un Cristo en Majestad. Ahora, también, con las exposiciones Tàpies (el MNAC y la Fundación Tàpies) se comenta el alcance de la complicidad de sus compañeros (Grupo Taüll, 1954) y de él mismo con el románico y especialmente especula sobre la trayectoria de una parte del fresco del frontal de altar de Taüll integrado en una de las pinturas exhibidas, concretamente Pintura románica con barretina (1971).