Pavillion of Distance: A Greek Tragedy l NATALIA CALDERÓN

.

Dentro del marco de la 1ª Trienal de Tiblisi “Offiside Effect”, se inauguró el pasado 20 de octubre en la capital de Georgia la exhibición “Pavilion of Distance: A GREEK TRAGEDY”. Este proyecto fue iniciado en abril de 2012 por el artista Tiong Ang quien, junto con ocho ex-alumnos de MaHKU (Utrecht Graduate School of Visual Arts and Design), impulsó un proyecto colaborativo. Fui invitada junto con Despoina Demertzi, Ryan de Haan, Zeynep Kayan, Pedro Kok, Alejandro Ramírez, Marina Stavrou y Wang Shihui a formar parte de este grupo temporal. Cada uno de los ocho artistas fuimos comisionados a producir obra específica para este proyecto, misma que fue utilizada tanto en film como en la exposición. En el mes de julio nos reunimos los artistas invitados con Tiong Ang en un estudio en Ámsterdam para realizar un workshop a cargo de la coach Elvira Out. La intención del workshop fue practicar herramientas para la actuación, ya que el film que haríamos sería interpretado por nosotros mismos. Una re-lectura del antiguo mito de Medea perecía la pieza clave para encajar un comentario a la actual crisis europea (y en específico griega) desde la condición de extranjeros que los ocho artistas compartimos.

.

“A Greek Tragedy”, 2012. Film digital HD, 26’45 min./ color /audio. Fotograma del film dirigido por Tiong Ang, en colaboración con: Alejandro Ramírez, Marina Stavrou, Despoina Demertzi, Wang Shihui, Ryan de Haan, Pedro Kok, Zeynep Kayan y Natalia Calderón.

.

Así, en un ambiente familiar y amoroso, durante cuatro días filmamos tanto el desarrollo del workshop como nuestra interpretación de las escenas más significativas del mito de Medea basándonos en la película de Pier Paolo Pasolini (1969). El estudio de filmación, donde varios incluso acampamos por las noches, está ubicado justo al lado de la casa de Tiong Ang. La experiencia educativa de esta semana trascendió los parámetros de la academia artística donde, desde lo íntimo, compartimos las tres comidas del día y todos los detalles personales que se omiten en un marco escolar. Esto jugó un papel especialmente importante en la experiencia que tuve. El aprendizaje estuvo empapado de intimidad y de los cuerpos presentes. No fue un aprendizaje ni universal, ni objetivo; fue particular y parcial.

El proyecto se tituló Pavilion of Distance (El pabellón de la distancia) porque el grupo que lo integra no somos un colectivo, sino que lo que compartimos entre nosotros son las distancias entre los países donde vivimos, las distintas perspectivas que tenemos y las diferentes producciones artísticas que realizamos.

Después de la ardua tarea de postproducción y habiendo integrado el soundtrack de Despoina Demertzi, la narración de Ryan de Haan, y las grabaciones fuera del estudio de Pedro Kok, finalmente llegó la última etapa del proyecto: el montaje de la exposición. ¿Cómo mostrar el proceso de reflexión y aprendizaje que habíamos compartido? ¿cómo hacer este proceso comunicable?

.

“Pavilion of Distance: A GREEK TRAGEDY”, 2012. Visya de la exposición en la 1ª Trienal de Tiblisi “Offside Effect”, 2012.

.

Para el display expositivo se diseñaron cinco pilares en forma de conos cuadrados y conos invertidos (semejantes a los relojes de arena) que remplazarían los muros del espacio expositivo. Intentando hacer un comentario a la arquitectura de la exposición, las obras se colgaron y pegaron sobre los pilares dejando las paredes del lugar sin intervenir. El film fue proyectado sobre una pantalla al otro lado de los pilares. El despliegue expositivo no cupo dentro de los marcos  tradicionales, pero tampoco era nuestra intención. Lo exhibido fue referido como notas visuales para hacer hincapié en la intención de mostrar el proyecto en conjunto, los procesos y las relaciones pedagógicas que lo atravesaron. Fue una invitación a pensar la educación como constructora de otras posibles estructuras y a dejar de trabajar la educación artística como una estandarización del tiempo (cronogramas, calendarios)  y del lugar (academia, aulas). Al realizar este proyecto quisimos re-tornar al concepto de academia como una sociedad de aprendizaje de pares, colegas, compañeros.

Así se revelaron algunos de los límites pedagógicos dentro de lo académico, que al dejar fuera lo íntimo, lo personal y lo emotivo, se vacía de experiencias encarnadas. A partir del cuestionamiento de los roles educativos y la forma en que aprendemos a ejecutarlos, el proyecto Pavilion of Distance: A GREEK TRAGEDY expone un conjunto de diferentes perspectivas sobre una problemática común. Sin intentar concluir en respuestas fijas, la exposición invita a la audiencia a posicionarse como miembros de la sociedad de aprendizaje y a reflexionar acerca de su relación con el arte y la educación artística.

A través de esta participación en el proyecto me surgen interrogantes sobre mi propia actuación. Pienso a quién nos referimos cuando hablamos de la audiencia, ¿no seremos nosotros mismos, finalmente, los actores, los productores y el público? Quiero decir, me cuestiono sobre la rigidez de los roles ente el arte y la educación, si estas posturas  se sobreponen y confunden, y si no es precisamente en esta confusión donde podemos encontrar un campo fértil para nuevos aprendizajes.

La exposición se puede visitar en el Museo Nacional de Georgia en Tiblisi hasta el 20 de noviembre de este año.

.

1ª Trienal de Tiblisi “Offside Effect

19 Octubre–20 Noviembre 2012

Curadores Henk Slager, Wato Tsereteli

http://www.cca.ge/triennial