LEA, ISEA y otros desafíos de Lanfranco Aceti | HERMAN BASHIRON MENDOLICCHIO

 

 

 

La agenda 2011 de Lanfranco Aceti – profesor de la Universidad Sabanci de Estambul, Visiting Researcher en el Goldsmiths College de Londres, artista y comisario – se caracteriza en particular por dos grandes proyectos: la dirección artística de la edición 17 del ISEA y el relanzamiento del Leonardo Electronic Almanac (LEA).

 

Es fácil darse cuenta – sobre todo para aquellos que gravitan en el sector de las artes electrónicas y digitales – que estamos hablando de dos de los escenarios más importantes en el campo de las intersecciones entre arte, ciencia, tecnología y comunicación.

 

Del 14 al 21 septiembre de 2011, Estambul ha sido el fascinante escenario de la 17ª edición del Simposio Internacional de Arte Electrónico (ISEA). Lanfranco Aceti tomó el timón de este macro-evento en el cual convergieron cientos de propuestas en distintos formatos. Si, por un lado, el aspecto académico del simposio sigue siendo el núcleo central del ISEA – gracias a una amplia selección de paneles y paper sessions – por el otro, ha habido numerosas propuestas nuevas, tales como talleres, proyecciones, foros de discusión e incluso eventos de networking en un hammam o en los barcos que cruzan el Bósforo diariamente. La relación con la ciudad de Estambul, con sus ritmos y sus características específicas, ha sido sin duda muy profunda. El propósito de Aceti era el de no crear un evento neutro e insípido, sino una ocasión para que la participación, la cooperación y la armonía entre los participantes y la ciudad se desarrollara fluidamente. Otra de las novedades a destacar ha sido, sin duda, la colaboración con la Bienal de Estambul.

 

Otro desafío en el que está trabajando ahora Lanfranco Aceti es el relanzamiento del Leonardo Electronic Almanac (LEA). Con un primer número que acaba de salir y otro en preparación, Aceti y sus colaboradores quieren reanudar un proyecto muy ambicioso: una plataforma que vaya más allá del concepto de revista, y que pueda servir también como centro de reunión y de investigación. En medio de la organización de estos proyectos, Lanfranco Aceti – al que estoy muy agradecido – ha logrado encontrar un espacio de tiempo para concederme esta entrevista.

 

Herman Bashiron Mendolicchio: Empecemos hablando de ti: Lanfranco Aceti es artista, comisario y teórico de los nuevos medios que trabaja entre Estambul y Londres. Moverse entre diferentes disciplinas y ciudades es una constante en nuestro tiempo. ¿Cuál es tu experiencia personal?

Lanfranco Aceti: Soy un hijo de la globalización. Muchos piensan a este fenómeno de una manera muy negativa, pero hay varios aspectos interesantes que pertenecen a la globalización y uno de ellos es que promueve el poder de las personas. Yo vengo de Cassino, una ciudad que fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y que por esto no tiene un especial tejido conectivo urbano. El ambiente de esta pequeña ciudad de provincia me ha resultado siempre muy estrecho, y cuando tenía 14 años empecé a viajar. Me fui al Reino Unido y, una vez de vuelta, me di cuenta de que el mundo era mucho más grande de lo que imaginaba. Esto me dio un fuerte sentido de mis posibilidades, me hizo entender que no hay nada imposible a día de hoy y que, por supuesto – ya que no provengo de una familia privilegiada – con trabajo duro, las cosas al final se logran.

 

Hoy en día hay muchos países emergentes – aquellos que fueron descritos como las economías del tercer mundo – en los que hay un gran hambre de éxito, que fue el que Italia tenía en los años 60 y que hoy en día ya no tiene. Mirando las cosas desde esta parte del mundo, desde Estambul, parece que Europa se encuentra en una fase de declive que no sólo es económica, sino sobre todo cultural. Estoy cada vez más convencido de esto.

 

El hecho de salir de Italia y moverme a través de diferentes países, tengo que decir que fue más una obligación que una decisión personal. Mi ciudad de adopción es Londres y me siento, en cierto sentido, más fiel a Gran Bretaña que a Italia. ¿Por qué? Porqué mi investigación de doctorado y mis estudios fueron financiados por el Reino Unido y no por Italia.

 

Desde la óptica de la globalización, el movimiento y los desplazamientos entre diferentes ciudades y el hecho de que he vivido entre Boston, Nueva York, Londres y Estambul, se han convertido en una parte de mí. Lo que tengo de Italia es un patrimonio cultural: la capacidad de moverme y de pensar de manera creativa y toda una serie de elementos que provienen de ciertos tipos de ejercicios, de ciertos tipos de entornos, de la manera en la que creces, del latín, del griego… La suma de todas estas cosas contribuyen a determinar lo que es mi persona. Además hoy el mundo ha cambiado: hay Internet, los medios digitales, los desplazamientos rápidos entre ciudades. Con lo cual, se tiene que elegir – y se lo digo siempre a mis alumnos – a qué nivel se quiere competir. Yo he querido siempre competir a nivel internacional, creo que lo hice bastante bien y logré alcanzar cierto tipo de objetivos.

 

 

 

HBM: Entre tus muchas actividades – además de la dirección artística del ISEA –  te encontramos también como Editor in Chief del Leonardo Electronic Almanac (LEA). ¿Cuál es la historia y cuáles son los objetivos del LEA?

 

LA: El proyecto LEA fue todo cuesta arriba. La revista iba en una dirección equivocada y hubo un concurso internacional para resucitarla de la situación de coma en la que estaba. Justo cuando llegué aquí a Estambul salió una convocatoria para el nuevo editor del LEA. Formé un grupo de personas y me presenté. Durante la preparación de la propuesta del LEA hice también la solicitud para el ISEA. Pensé que lo más importante para ambos proyectos era el de trabajar juntos para desarrollar – a partir de 2011 – una revista que no era sólo una revista (ya hay muchas por ahí como Rhizome, Digicult, Neural, todas revistas que hacen un gran trabajo y ofrecen grandes aportaciones sobre lo que es el arte electrónico en el mundo de hoy), sino un proyecto que desarrollase otro tipo de discurso.

 

Quería hacer algo diferente: una revista que funcione como centro de investigación y agregación antes y como publicación después. Todo esto se está realizando finalmente. Con LEA se tendrá la oportunidad de crear una serie de outputs de alta calidad, con ISEA se tendrá la oportunidad de crear futuras colaboraciones, gracias también al apoyo del LEA, de la Sabanci University, etc. Además se han creado, a través del LEA, unas galerías de arte virtual y al mismo tiempo, con la Kasa Gallery en Estambul, tendremos también una galería física.

 

Así, gracias a esta serie de elementos, contamos con una estructura amplia y compleja que tendría que – después de ISEA – florecer y ser capaz de llevar a cabo un importante discurso de investigación. Existe la posibilidad, a nivel artístico, tecnológico y crítico, de crear exposiciones – on-line y off-line – y también de producir los resultados necesarios para toda una serie de tipos de carreras académicas, formas de investigación y colaboraciones entre departamentos diferentes, Universidades e instituciones de arte como por ejemplo el FACT de Liverpool, el MoMA, Friesland, Arts Council en Australia o Arts Singapur.

 

El Leonardo Electronic Almanac nos ha requerido dos años de duro trabajo, no sólo en la creación de la revista en sí – el trabajo creativo, editorial, etc. – sino que fueron dos años de trabajo duro sobre todo desde el punto de vista de las negociaciones entre las diferentes partes. Tuvimos una serie de problemas, cuestiones jurídicas y de derechos de autor que, afortunadamente, hemos sido capaces de superar. Desde este punto de vista, hay que decir que el LEA ha sido un logro, tanto desde una perspectiva profesional como desde un punto de vista personal.

 

El primer número de la revista, Mish Mash, está ya on-line y el segundo, te lo digo de antemano, será una “edición especial” con Simon Penny. La idea es producir cuatro números al año, además de catálogos. Es importante decir que en el Leonardo Electronic Almanac hay un core team que trabajó y está trabajando duro. También hay muchas personas que gravitan, que han trabajado, que nos apoyan, etc., pero si tuviese que decir quienes dieron sangre y lágrimas por el LEA, y también por el ISEA, tengo que mencionar a Ozden Sahin y Deniz Cem Onduygu.

HBM: Asumir la dirección artística de ISEA2011 significa asumir un papel de gran responsabilidad. ¿Cómo se aborda y cómo estás abordando esta tarea?

 

LA: Se necesita mucha paciencia, atención a los detalles y flexibilidad. Una de las cosas que quería hacer es esto: quería llevar las artes digitales a Estambul y quería que estuviesen oficialmente vinculadas a la Bienal. El hecho de que la exposición “Uncontainable” y toda una serie de iniciativas de ISEA2011 sean parte de la programación paralela oficial de la Bienal, creo que es una cosa muy importante. Ya no es una intervención en los márgenes, sino algo que se reconoce y que sucede dentro de la estructura artística misma.

 

Ha habido una brecha entre el arte digital y las bellas artes y a mí me gustaría reunirlas, eliminar las definiciones basadas en el instrumento y mirar lo que es el elemento común, es decir, la parte artística. Esto, básicamente, era mi objetivo. También está el deseo de promover a los artistas durante la Bienal entre los curadores y organizaciones internacionales participantes.

 

 

 

HBM: ISEA2011 se propone como un macro-evento que va mucho más allá del clásico simposio académico. No sólo paneles y paper sessions, sino también exposiciones, talleres, proyecciones, foros de discusión, hasta incluso eventos de “networking flotantes” en el Bósforo. ¿Qué ideas y parámetros se siguieron para construir esta edición de ISEA2011?

 

LA: La locura! Bueno, la verdad es esta, me senté y me pregunté: He estado en muchos eventos, tantas conferencias, etc., ¿que es lo que me gustaría tener cada vez que salgo? La respuesta fue: Me siento muy feliz cada vez que vuelvo y hay nuevos proyectos que puedo realizar, he establecido nuevos contactos, hay gente nueva con la que puedo debatir y puedo tratar de desarrollar futuras colaboraciones, exposiciones, investigaciones. Así que dijimos: estos son los puntos más importantes a realizar y hemos luchado durante dos años para hacer exactamente eso. Lo que queremos es un evento que pueda dar lugar a futuros desarrollos y que no sea una pérdida de tiempo.

 

HBM: La edición 17 del ISEA se desarrolla en la ciudad mediterránea de Estambul. Una ciudad en constante movimiento y en constante crecimiento tanto en términos geopolíticos y económicos, como culturales y artísticos. Debemos recordar, como ya dijiste, que ISEA2011 coincide con la apertura de la Bienal de Estambul. ¿Qué tipo de relación se ha establecido entre el ISEA, Estambul y lo que ofrece la ciudad?

LA: Tengo que decir que hemos sido capaces de hacer cosas que yo no habría esperado. Hemos sido capaces de movernos con fluidez a través de lo que son las barreras, las definiciones, entre el Islam y el secularismo. Hemos eludido esas construcciones, etc., hemos simplemente pedido ayuda para realizar un gran evento y tuvimos una gran respuesta de parte de la ciudad. Luego, Estambul es una ciudad maravillosa y lo que tratamos de hacer fue trabajar con la ciudad, con sus problemas y los diversos elementos que la caracterizan. Estambul es una ciudad en constante expansión, con enormes rascacielos y enormes áreas de nuevos edificios. Si todavía hubiese – por desgracia sucede – personas que vienen con el estereotipo de entrar en el tercer mundo, quedarán sorprendidas.

 

HBM: ISEA es uno de los eventos mundiales de mayor interés en el campo de las artes electrónicas y digitales en amplio sentido. ¿Qué novedades desde el punto de vista estético, además de formal, nos pueden dar las prácticas artísticas contemporáneas?

 

LA: Hay una serie de innovaciones, de cambios fundamentales que están aconteciendo. Yo no diría que se va a crear una nueva estética, pero tal vez la estética que podría salir de la ciudad de Estambul sería la de las combinaciones inusuales, de las ideas, de los conceptos y de las tecnologías que se escapan de las que son las definiciones tradicionales. Quiero decir que aquí hay un uso de la tecnología que es totalmente diferente respecto a otros lugares. Estambul ofrece cierto tipo de pruebas relativas al enorme impacto que la tecnología está teniendo en el cambiar actitudes culturales, así como percepciones estéticas.

 

HBM: Al ISEA 2011 asistieron cientos de personas. ¿Cuáles son las estrategias de publicación de los papers y cómo se van a materializar los resultados de esta intensa semana de simposio?

 

LA: Estamos preparando dos, o quizás más, catálogos. Todos los papers serán publicados y nos estamos preparando para transferirlos a todas las plataformas en línea como Kindle, Amazon, iTunes, etc. Se trata de un simposio de arte electrónico y el hecho de que las publicaciones de las ediciones anteriores no estén disponibles electrónicamente para mí siempre ha sido un gran problema, y eso es lo que queremos evitar en esta ocasión. Lo demás dependerá también de la disponibilidad de trabajo de los participantes: nosotros vamos a poner a disposición todas las posibilidades para la publicación. Estamos preparando los proceedings, los catálogos, las anotaciones – unos comentarios alrededor de temas concretos, tales como la robótica, la censura, el Mediterráneo, las migraciones, las nuevas formas de educación, etc. – y luego habrá ediciones especiales del Leonardo Electronic Almanac. Cada panel, foros, etc., tendrá la opción de presentar una solicitud para hacer una edición especial del Leonardo Electronic Almanac. Lo que quiero hacer es dar la posibilidad de tener jefes de redacción, redactores y editores jóvenes (senior editors, editors y junior editors), y así las personas que están comenzando sus carreras académicas pueden participar, trabajar y aprender junto con otras personas con más experiencia que asumen la responsabilidad el trabajo. Esto es, en mi opinión, algo muy importante. Es una forma de sharing, de compartir – que normalmente no se ve mucho en la academia – y ha llegado el momento de abrir, extender y ampliar el círculo y alentar a aquellas que son las nuevas generaciones a formas de participación. La intención es abrir oportunidades a través de la producción de outputs que van a tener una diseminación a nivel internacional. Esta es probablemente la cosa más importante que se va a hacer.

 

HBM: ISEA2012 se realizará en los Estados Unidos. ¿Cómo ves el futuro de la investigación, del estudio, de la creatividad artística, de las relaciones entre arte, tecnología, ciencia y comunicación en este momento de profunda crisis mundial y de fuertes recortes a la cultura? ¿Vamos a sobrevivir?

 

LA: Por supuesto. No hay absolutamente ninguna duda. Sobreviviremos en la medida en la que tengamos dientes y garras y luchemos de manera inteligente las batallas que se presentarán. No soy pesimista desde este punto de vista. Cuando tuvimos que tomar decisiones muy complicadas para el ISEA – porque aquí hemos sentido la crisis mucho antes de que muchos otros – recibimos muchas críticas, pero tengo decir que, en cambio, la estrategia que decidimos adoptar finalmente ha funcionado.

 

En el último editorial del Leonardo Electronic Almanac escribí que más que resistir, hoy es necesario atacar. Debemos mover el mundo de las artes, las ciencias y las tecnologías hacia una nueva serie de partnerships, colaboraciones y sinergias. Lo importante es no depender de los fondos que a veces alguien te da para realizar algo. Ya no es posible pensar en hacer cambios, simplemente esperando ser financiado y apoyado por las mismas instituciones que se quiere criticar. Si se quieren encarar cierto tipo de cambios, debemos hacerles frente con los ojos abiertos, de una manera realista, sabiendo que se va a la batalla, pero sabiendo que se puede ganar. La victoria no se logra simplemente estando sentados en un sillón, escribiendo un par de críticas on-line… la batalla se gana a través del hacer, el obrar, y sólo así se podrá superar esta crisis.

 

 

http://isea2011.sabanciuniv.edu/

 

http://leoalmanac.org/

 

http://www.lanfrancoaceti.com/

 

 

# En ItalianoEnglish en DigiMag 67 #