Ver bailar a Israel Galván | LUCILA VILELA

No es casualidad que Georges Didi-Huberman haya dedicado todo un libro a reflexionar sobre el baile de Israel Galván. En “El Bailaor de Soledades” el autor  escucha, observa y revela el arte del bailaor. “Israel Galván no se muestra. Aparece.”, nos dice Didi-Huberman.

En el espectáculo realizado en el Festival Grec de este año, Israel Galván presentó el trabajo “La Edad de Oro”. Pocos elementos -apenas luz, cante y guitarra, sus movimientos precisos e intensos- sostenían la escena. Israel Galván baila con todo, se arriesga, se atreve, pero con mucha determinación. Distorsionando sus raíces flamencas, el bailaor crea un estilo propio, austero y libre, serio, pero también irónico, jugando con dominio con las reglas de una tradición.

“Si existe un baile que mima. Con pleno conocimiento de causa, el nudo de la belleza (“perfil seguro”) y del peligro (“sangre abierta”), ése baile es el flamenco”, comenta Didi-Huberman refiriéndose a la poesía de García Lorca.

Ver a Israel Galván bailar es estar delante de esa potencia: clavada en sus raíces y abierta en sus soledades.

***

“Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”

Busca su perfil seguro,

Y el sueño lo desorienta.

Buscaba su hermoso cuerpo

Y encontró su sangre abierta.

García Lorca

***

Referencias:

DIDI-HUBERMAN, Georges. El bailaor de soledades. Ed. Pré-textos, Valencia: 2008.

LA EDAD DE ORO, Israel Galván. Festival Grec 2011, Barcelona

***