Experimentos entre escultura y danza: entrevista con la performer Maren Strack | SIGRUN HELLMICH

português deutsch

Maren Strack. Peformance Muddclubsolo.
photo by Tanahashi

Para la performer Maren Strack, la danza es un procedimiento escultural. Con afán e intensidad hasta los límites de sus fuerzas, ella actúa utilizando materiales y accesorios poco convencionales.

Maren Strack nació en Hamburgo y estudió en la Academia de Bellas Artes de Munich, haciéndose internacionalmente conocida por sus diversas performances e instalaciones. En 1995, ganó una beca de incentivo al teatro y a la danza de la ciudad de Munich; en 1998, fue agraciada con el Premio Especial de mejor solo de danza alemán en Leipzig. En 2004, ganó el Premio de Mejor Autora del Joven Teatro de Bremen. Maren Strack vive y trabaja en Berlín.

Sigrun Hellmich: Usted estudió Escultura en la Academia de Bellas Artes de Munich. ¿Cómo se volvió performer?

Maren Strack: Al principio creía que la universidad era demasiado clásica, no conseguía integrarme en los estudios y probablemente por eso no produje ningún trabajo bueno. Por eso, acabé circulando mucho más fuera de la vida académica, actuaba como bailarina e iba de gira con un grupo de flamenco que se presentaba en bares españoles y pequeños escenarios, además actuaba como actriz en diversos teatros. En 1992, fundé, con algunos amigos, un colectivo de teatro, y salimos de gira por EUA y México. Mis primeros trabajos buenos surgieron cuando yo, cansada del arte de representar, reempecé a trabajar con artes plásticas y me integré otra vez en la vida académica.

SH: ¿Usted no se auto-intitula una performer, sino más bien una escultora, coreógrafa, bailarina, música?

MS: Esa es una explicación más clara respecto a aquello que hago y también de las áreas en las que actúo y que son importantes para mi trabajo.

SH: El movimiento es, para usted, casi siempre el movimiento en la danza. Usted llega a usar directamente incluso elementos del flamenco. ¿Qué significa esa danza para usted?

MS: Es un material que utilizo. Me interesa el contexto del movimiento y el sonido que de allí resulta. A través de las castañuelas y de los pies, una bailaora de flamenco consigue, a través de la danza, crear ella misma la música para su danza.

SH: En la performance “Ytong” usted utiliza una piedra en la danza. ¿Eso simboliza la fuerza de la danza? ¿O el poder de la feminidad?

MS: La performance da visibilidad a la precisión y la fuerza que se esconden en el zapateado(zapateao) – el trabajo de pies de una bailaora de flamenco. Se trata precisamente de una danza enclavada en la piedra. Un procedimiento escultural reproducido por la danza.

SH: Sus performances más parecen imágenes surreales despiertas para la vida. ¿ Cómo encuentra usted las ideas para hacerlas? Una vez usted danzó usando un vestido largo de látex, fijado al suelo. Sus bellas trenzas eran tiradas hacia arriba por una máquina de coser, como contrapunto de peso. Todos los movimientos desencadenaban ruidos inusitados.

MS: La idea del látex, la tuve cuando asistía a un espectáculo de ballet clásico. En la pieza, había una bailarina que saltaba hacia arriba con una levedad increíble. Yo me pregunté como se podría tornar visible la fuerza que, de hecho, se esconde detrás de un salto como ese; y lo que pasa cuando se usa un contrapunto a esa fuerza. El resultado fue el vestido de látex fijado al suelo, que queda tirando de la bailarina para abajo. Pero ella puede moverse y saltar dentro de ese estiramiento. En fin, desarrollé ese experimento en una performance correcta para mí misma.

Maren Strack. Performance Reservereifen.
photo by Hartung

Colages espaciales y mentiras

SH: Hay también presentaciones con la duración de un espectáculo convencional, que más parecen colages espaciales. La serie sobre la cowboy femenina Calamity Jane, la corredora Clairenore Stinnes y la piloto Elly Beinhorn surgió en colaboración con el “post theater”. ¿ Usted realmente se interesó por esas mujeres a causa de sus antepasados?

MS: Calamity Jane era una gran mentirosa. No se sabe qué partes de su biografía son inventadas, tampoco, por ejemplo, si ella tuvo realmente un hijo. Después de estudiar mucho su vida, inventamos una parte del texto para la prensa sobre la performance. En aquél momento, muchos artistas tomaban sus propias biografías como punto de partida para sus trabajos. Por eso, mi tatarabuelo irlandés inventado, que emigró al mismo pueblo en que Calamity Jane vivía, la conocía y tuvo supuestamente un hijo con ella fuera de su matrimonio, fue tenido como verdadero. Todos mis ilustres parientes, que aparecen en el texto para la prensa sobre las otras dos piezas, son inventados.

SH: ¿ La ironía y el slapstick son también importantes? Como por ejemplo cuando la falda enorme, que usted usa en la performance “muddclubsolo”, parece ser una tienda de campaña. Además, usted deja al espectador aterrorizado. Pues parece que usted queda colgada por los cabellos y flota sobre el suelo.

MS: Busqué una posibilidad fácil de construir una miriñaque. Fue cuando me encontré con la construcción de un iglú y, en fin, utilicé la tienda de campaña  como falda. Yo pasé entonces a tener una puerta en mi falda que podía abrir para que la presentación empezase. Con esa imagen, desarrollé la performance paso a paso. Fui percibiendo que perseguir una idea como esa de forma consecuente lleva a los espectadores a la risa. Eso es bueno, pero no fue, desde el principio, mi intención.

 

Flujo irrefrenable de energía y fallos

SH: Usted utiliza el material, la técnica y el sonido de manera conceptual. Pero sus performances fascinan sobre todo por su actuación corporal. ¿Ese papel, como obra de arte completa, no implica también  riesgos?

MS: Mis performances son experimentos, en su mayoría instalaciones. Soy parte de la instalación y la muevo. Si un experimento es coherente, la performance es buena. Esos experimentos son, de hecho, creados a partir de diversos medias y disciplinas, pero yo no los definiría como una obra de arte completa.

SH: ¿ Qué presentará usted en São Paulo?

MS: La performance “Reservereifen”. Es una coreografía con neumáticos de coche, extraída de la performance “Figure 8 Race”. La “Figure 8 Race” es una carrera de coches norte-americana, en pistas en forma de ocho. En el cruce central de esa carrera, hay con frecuencia choques. La performance utiliza la figura del ocho como modelo de movimiento, que permite un flujo irrefrenable de energía y trata de movimiento y fallos. ¡“Visões Urbanas” buscó la performance cierta para la calle!

 

***

website: www.maren-strack.de

First published on www.goethe.de reprinted with kind permission by Goethe-Institut e.V.